La Gimnasia Rítmica es un deporte que combina diferentes factores: movimientos gimnásticos, danza, expresión corporal y facial y elementos acrobáticos, se basa en adaptar todos estos factores a una música determinada, e interpretarla y expresarla correctamente.


Con su práctica se consigue mejorar los reflejos, la elasticidad, las capacidades físicas básicas como la flexibilidad, velocidad de

reacción o resistencia, así como capacidades perceptivo-motrices como el equilibrio, la coordinación, el ritmo con la música y la

expresividad, además de proporcionar ventajas como el afán de superación, disciplina, fuerza de voluntad y compañerismo.Los destinatarios son niñas de cualquier edad, aunque se dividirán en diferentes grupos partiendo de ésta, ya que cada uno tiene unas características motoras y evolutivas diferentes.


Así, la  monitora se amoldará a cada grupo de niñas y adecuará los contenidos al nivel evolutivo, características, motivaciones e intereses de cada grupo, e incluso de cada gimnasta, intentado impartir una enseñanza lo más individualizada posible.


En estos años los niños y niñas experimentan un notable desarrollo psicomotor,  les ayudará a incrementar el control del tono muscular y la respiración, perfeccionar su equilibrio, conocer y controlar su cuerpo y orientarse en el espacio, además de aumentar su capacidad de atención.